Francisca Jara Tarot Espiritual
motivación

Aprende a auto motivarte

Imagina que tus emociones son agua y que tu motivación es una fogata. Cuando sientes miedo, inseguridad, desánimo, estás tirando un balde de agua a ese fueguito interior.

La motivación es expresión de nuestra pasión y tenemos que aprender a mantenerla encendida. Desarrolla tus propias técnicas para mantener tu motivación en alto, ya que esto no va a ocurrir “porque sí”. Todas esas personas que admiras porque logran manifestar y sacar adelante sus propósitos, no lo hicieron de un día para otro. Lo trabajaron bastante tiempo y seguramente encontraron la manera de mantenerse conectado/as con su deseo, para no renunciar a sus propósitos. Por esto, tienes que encontrar tu propia fórmula para permanecer en la carrera de crear la vida de tus sueños. Y es un paso a la vez.

Si hoy te sientes motivada/o, recuerda bien qué es lo que te encendió. ¿Fue acaso planificar tus próximos pasos para ese viaje o proyecto soñado? ¿Fue conversar con una amiga y descubrir que puedes ayudar mucho a otras personas con tu idea de negocio? ¿Fue darte cuenta que amas lo que haces? ¿Fue comenzar a ver resultados de tus esfuerzos? Necesitarás tener muy claro qué es lo que te motiva, para utilizarlo como estrategias aquellos días en que amanezcas bajoneada/o, sin ganas o confundida/o.

La motivación hay que nutrirla de manera consciente. Para esto, necesitarás ayudarte con recordatorios, conversando con otras personas que te apoyen y manteniendo rutinas que te sostengan arriba. Hay períodos en que probablemente pierdes la claridad acerca de qué estás haciendo y por qué – lo sé porque a todo/as nos pasa -. Generar tus propias técnicas para automotivarte es fundamental para desarrollar persistencia y conseguir lo que deseas.

Por ejemplo, a mí me gusta escribir mis mottos y mis porqués en mi agenda. Tengo la costumbre de leerla todos los días y así mantengo mi foco en lo importante. Cuando amanezco con el ánimo revuelto o estoy pasando por períodos difíciles, leer mi agenda me ayuda a recuperar el norte. También tengo algunos libros de emergencia, películas o charlas en TED.com que me ayudan a reconectar con mis propios motivos y a los cuales recurro cotidianamente. Y sobre todo, mantengo una rutina firme de meditación, que me ayuda a mantener mi mente clara y mi espíritu en alto – nuestra práctica espiritual es clave en esto -.

Mantenernos motivada/os y enfocada/os en nuestro proceso y deseo es algo que se entrena, igual que cualquier técnica. Creo que tenemos que obsesionarnos – o aprender a hacerlo – con nuestra visión para explotar nuestro potencial, para ser cada día mejor versión de nosotro/as mismo/as, más auténticos y poder compartir con el mundo lo mejor de nosotra/os sin reservas.

Entonces, ¿qué vas a hacer para encenderte la próxima vez que te sientas desmotivada/o?

Con amor,

Francisca Jara

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply