Cómo crear y no morir en el intento (especial perfeccionistas)

Este post está especialmente dedicado para ti, que te encuentras en un proceso de tu vida en que tienes/necesitas/quieres expresarte con libertad y te sientes enterrado en el fango, o te da miedo caer ahi.

Llevo dos meses pensando cómo dar pasos para crear mi día a día, trabajando en lo que amo. Digo “crear” porque literalmente tengo que inventar desde cero cómo ser independiente (una nueva forma de vivir para mí ya que siempre trabajé para otro). Ha sido una aventura grandiosa, con un gran desafío: vencer mi perfeccionismo y ser capaz de darme la libertad de crear.

Nunca pensé que sería difícil. Hubo días en que me sentía realmente atada! Cómo no era capaz de escribir un solo post, de inventar una sola tirada nueva, de hacer algo nuevo en mi página. Y me di cuenta, reflexionando mucho respecto a qué significa ser creativo, que no me faltaba imaginación ni motivación; de hecho mi cabeza estaba llena siempre de todo lo espectacularmente novedoso que podía hacer para ti, para compartir información, para motivarte a hacer los cambios que deseas en tu vida, para ser un empujoncito para que te atrevas a perseguir tu sueño …. Pero ahí estaba yo, sin hacer nada de lo que siempre arengaba a los demás.

Si tenía tanta inspiración e ideas creativas en mi mente, por qué no era capaz de plasmarlas en la realidad exterior? La realidad: Yo no me lo permitía.

Aquí llegamos al centro doloroso del asunto. Si lo que más deseas con ansias es crear y nunca lo logras, o no te animas a hacerlo, puede ser éste tu problema (el mismo que yo me descubrí padeciendo).

daliLos perfeccionistas tenemos un conflicto con la expectativa y con la vara con que medimos cualquier cosa. Esto es especialmente grave en el acto creativo por lo siguiente. Si yo me muevo para crear algo – puede ser pintar un cuadro, inventar una canción, re decorar la casa, escribir un nuevo post – tengo una imagen en mi mente de lo que quiero conseguir, de la expresión de todas esas emociones evocadas en imágenes absolutamente radiantes, fabulosas y sorprendentes que hay en mi imaginación. Sin embargo, cuando comienzo a crear, por más empeño que ponga, por más veces que lo repita, no se ve igual! Y de inmediato mi mente me dice “esto es un fracaso, no sirves para esto, te dije que mejor nos dediquemos a lo que sabemos hacer bien”. 

(Esto es un gran desafío. De hecho, soy una convencida de que los perfeccionistas podríamos formar grupos de apoyo semanal y nos iría bastante mejor).

A mí me han ayudado bastante el Tarot y las flores de bach (sobre todo a mantener el foco y concretar). De todas formas, siempre es refrescante leerlo en simple, por eso aquí comparto contigo algunas claves motivacionales que te van a ayudar desde este momento.

 “If you hear a voice within you say, ‘You cannot paint,’    then by all means paint, and  that voice will be silenced” – Vincent Van Gogh 

Reconocer cómo el perfeccionismo nos ata es una tarea tremenda y así como con el miedo, no podemos esperar a que se nos pase para avanzar. No tiene sentido que nos perdamos de jugar, de expresar ese impulso creativo sin censura! Muchas veces el perfeccionismo es una compensación generada durante nuestro crecimiento, como herramienta de la personalidad para tapar heridas emocionales de nuestra niñez. La mente genera una especie de negative mantra diciéndonos que si hacemos las cosas bien, que si somos buenos y nuestras tareas se realizan de manera perfecta, entonces siempre nos querrán. Visto desde el otro lado, la autocensura inconsciente de la expresión creativa tiene que ver con que esto representa precisamente exponernos al riesgo de hacer algo ridículo, feo, mal, equivocarnos y por tanto, arriesgar a que dejen de querernos.

Este tema da para muchas líneas, sobre todo respecto a nuestras creencias acerca de las razones de la fortaleza de nuestros vínculos afectivos y de la base de nuestro amor propio, las que esconden heridas emocionales que muchas veces requieren años de terapia. Por eso aqui comparto contigo las ideas que me parecen más potentes para que este post sea una ayuda concreta y práctica para ayudarte a salir de tu cueva ahora.  Asi que acordemos lo siguiente para avanzar desde ya:

  1. No somos monedas de oro, es decir, es imposible que todos nos quieran. No hay ningún artista en el planeta que sea aplaudido por todo el mundo. Let it go.
  2. Renuncia a toda expectativa. Tu mente te muestra el objetivo que debes alcanzar con tu acto creativo. No le hagas caso, el resultado no es lo importante! Lo que realmente importa es el proceso creativo; es la magia envuelta en el hecho que desde cero creas algo. Y deja que ese algo sea lo que tenga que ser! La verdad es que nunca lograrás crear lo que había en tu mente. Lo bueno de esto? Es que pueden resultar cosas mucho mejores y realmente auténticas. Y también renuncia a la perfección en el proceso creativo. Ahí tampoco existe una sola manera de hacerlo.
  3. El secreto está en la práctica constante y perseverante. Si estás envuelta/o en procesos creativos que requieran tiempo de desarrollo, genera disciplina en tus horarios de trabajo y método. Asi te obligas a hacer y no tienes alternativa de escape. Si eres perfeccionista probablemente tienes altas habilidades mentales, asi que en vez de que tu mente te juegue en contra, usa sus grandes virtudes a tu favor!
  4. Es mucho mejor crear algo y equivocarte, que no hacer nada por estar dándole vueltas y vueltas en la cabeza. Ensayo y error es la clave para dominar cualquier cosa. Recuerda siempre que la práctica hace al maestro. El maestro no es el que lee más, investiga más, estudia más y no hace nada. La única manera de que abras espacio y lugar para que ocurra el milagro creativo, es que lo intentes. Otra cosa; por favor no creas que las ideas brillantes se deciden. A qué me refiero? Los grandes artistas de la historia del hombre no se levantaron un día proponiéndose tener esa idea genial. Ellos trabajaron año tras año, incansablemente hasta que después de cientos de horas de trabajo e intento, dieron luz a su obra maestra.
  5. Confía en la correspondencia divina. Si estás construyendo hoy las bases para dedicarte a esto por mucho tiempo, procura que exprese lo más auténtico de ti y que siempre te haga sentido. No trates de parecerte a los que le va súper bien. La clave está en ser lo más auténtico posible porque ésa es la gracia! Que seas tú. Cómo sería el mundo de monótono y aburrido si todos trataran de seguir el mismo modelo. Además, si te dedicas a algo que te apasiona poniéndole corazón, tiempo y energía, estás realizando tu propósito que sirve a los demás y por eso siempre habrá personas que valorarán muchísimo tu trabajo. De hecho, si no estás haciendo nada para compartir lo que te apasiona, puedes estar siendo muy egoísta.

Si tenemos miedo y queremos movernos lo que hay que hacer es agarrar el miedo, pegarlo bien al lado y decirle: “me da lo mismo si quieres seguir aquí, yo voy a avanzar igual”.

Lo mismo con el perfeccionismo. Despidámoslo y llenemos el mundo de todos nuestros bocetos de prosas mal escritas, de cuadros extravagantes y de esa vida original que nadie se atreve a tener, pero todos desean en secreto. Nadie tiene que autorizarte a hacer lo que vibra en tu corazón! Nadie tiene el poder de decirte lo que puedes hacer y lo que no. Y tú no deberías entregarlo tampoco.

Tú tienes la libertad absoluta de crear tu vida como una obra maestra, cada día, en ensayo y error, probando mezclar colores, cambiar formas, redefinir tus dinámicas … reinventarte. Lo importante es que lo intentes y que seas tú expresándote en el mundo. Y por sobre todo, que lo disfrutes!! (si no lo disfrutas, qué sentido tiene?!)

Te propongo que hagas un trato contigo en este momento, comprometiéndote a hacer eso nuevo que no te atreves por lo que pensarán de ti, porque no sabes y te saldría mal, etc. pero que deseas hacer con todo tu corazón. Hazlo como un experimento-juego; comparte sus resultados con otros y ve qué pasa, sólo por probar, sin exigencia/expectativa (éste es el compromiso). Puedes llevarte una gran sorpresa.

Con convicción y fe en ti!

firma2