Elige cómo te quieres sentir y comienza hoy a vivirlo!

Está terminando esta semana de una manera maravillosa… realmente amo mi trabajo.
Y mañana sábado tenemos luna llena!
Si quieres aprovechar su energía, te propongo el siguiente ejercicio:
Escribe en un papel eso que te diste cuenta que quieres dejar atrás, que quieres cambiar, soltar, eliminar de tu vida. Me refiero a que identifiques qué patrón y/o actitud ya no refleja tu nivel de evolución en consciencia. Describe ese patrón negativo de comportamiento/respuesta emocional/diálogo interno con detalle en una hoja.
A continuación escribe la nueva respuesta/pensamiento/emoción por la cual lo vas a reemplazar.
Por ejemplo:
Inseguridad, indecisión, duda –> Confianza en ti misma y compromiso contigo y con tu proceso.
Entonces inventa una afirmación que te servirá este nuevo mes que comienza para reemplazar efectivamente el patrón, asi cada vez que te pilles cayendo en lo mismo de antes, tú misma/o DECIDES cambiar y comienzas a aplicar tu nueva actitud/comportamiento/pensamiento.
Por ejemplo:
–> Patrón/emoción negativa: inseguridad.
–> Sentimiento que la reemplaza: confianza
–> Afirmación positiva: “Yo confío en mi percepción y siempre tomo las mejores decisiones siguiendo la guía de mi voz interior”.
Elige sólo un aspecto para trabajar este ciclo; menos es más y así te aseguras de que vas reemplazando esos patrones de una manera consistente y sustentable en el tiempo. Recuerda que los cambios y aprendizajes que construyen nuestro futuro al largo plazo, son aquellos que trabajamos con paciencia y dedicación, no los que trabajamos sólo un par de días.
Por qué sirve este ejercicio? Porque nosotros ELEGIMOS cómo nos queremos sentir. Esta elección de cómo nos sentimos puede ser tanto consciente como inconsciente, por eso muchas veces nos sentimos mal habiendo escogido ese sentimiento sin darnos cuenta realmente que lo estábamos haciendo.
Ahora bien, esto no quiere decir que la idea es sólo tener emociones de alegría, júbilo y entusiasmo; si bien es cierto que sentir emociones como el dolor y la pena no es algo que se elija, también es verdad que estas emociones se pueden vivir con tranquilidad, y no como una tormenta.
Muchas veces confundimos este punto y lo que nos está haciendo sentir mal no es la emoción pura, sino el juicio que le ponemos a la emoción.
La importancia de aprender a elegir cómo nos queremos sentir, es que si yo tengo claro que me quiero sentir en paz, entonces todas mis decisiones y acciones serán coherentes con esa definición de como YO QUIERO sentirme y no me haré la trampa en el solitario tomando decisiones erráticas y contradictorias.
Por eso te invito a que, aprovechando esta energía potente de la luna llena de mañana, DEFINAS cómo te quieres sentir y ELIJAS dejar atrás patrones que sólo alimentaban estados negativos en ti, y los reemplaces por sentimientos positivos usando la afirmación como tu herramienta efectiva para este cambio interior.
Entonces, siguiendo el ejemplo propuesto arriba, si te sigues quedando pegada y no tomas decisiones por inseguridad, inmediatamente repites la afirmación positiva, respiras y evalúas qué decisión vas a tomar, pero sintiendo paz en tu interior y aprendiendo a confiar en tu criterio y percepción de las cosas para finalmente decidir.
Esto es práctica, asi que mientras antes comiences, mejor! y por supuesto, lo puedes hacer con cualquier aspecto/hábito emocional/mental que quieras eliminar de una buena vez por todas (preocupación, pesimismo, falta de iniciativa, tomarse las cosas personalmente, celos, mal humor, etc.)
Te dejo un gran abrazo y espero que tengas un excelente fin de semana!

 

firma2