Francisca Jara Tarot Espiritual
mujer haciendo un corazon con las manos

Si estás deprimida, sal de tu cueva y comparte!

Hoy es viernes entrando la tarde y tengo muchas ideas en mi cabeza que pueden ser un buen post. Navego entre escribir artículos de tipo “terapéutico-informativo” y “terapéutico-personales”. Me doy el gusto de escribir cosas personales porque esta página lleva mi nombre, pero también porque creo que sólo en la arena donde nos comprendemos viviendo los mismos desafíos, podemos encontrarnos y sanar, siempre una pequeña parcela de nosotros. Y sanar cada día un poquito, es conquistarnos un poquito más.

Llevo varios años escribiendo aquí, creando poco a poco, como levantando una muralla poniendo un ladrillo sobre otro. He tenido vueltas, revueltas, valles y montañas en este camino. Algunas veces mucho más prósperas que otras, pero siempre creando, construyendo este espacio en el que encuentres esa reflexión que te saque de la apatía, esa palabra que te acompañe en tu pena, la motivación que necesitas para moverte y sobre todo, el empuje para que te atrevas a amarte. CADA DÍA MÁS. Amo decir esto. Y en este post quiero decirte por qué y quiero que nos llevemos más allá.

Hagamos un ejercicio (abajo hay un link a un audio para este post, si te gusta más ese formato). Supongamos que tu autoestima es baja. Eso quiere decir que no te sientes capaz de lograr lo que te propones, porque siempre desistes antes. Te sientes culpable cuando expresa lo que sientes y te atreves a decir que no a otra persona. Te sientes insegura haciendo una presentación a tu grupo de trabajo y evitas a toda costa hablar en público. No te muestras en traje de baño, no te atreves a hacer el cambio de look que siempre has deseado por miedo a lo que dirán tus amigas; crees que no tienes nada interesante que decir como para empezar tu propio blog; sientes que eres mala madre y que nunca tendrás la confianza que ves que otras mujeres tienen.

Si te fijas, en todas estas hipótesis te estás mirando la herida. Es decir, te estás mirando a ti misma, estás llevando toda tu atención hacia ti, hacia cómo los demás te ven. Hacia lo que los demás van a decir de TI, etc. Todo es TÚ TÚ TÚ.

Estoy haciendo este ejercicio porque creo que necesitamos esta clase de métodos, que nos ayuden a salir del victimismo y la auto complacencia. Porque tener baja autoestima también es la excusa perfecta para no intentarlo, ¿cierto?

Lo peligroso de este estado en que es un círculo vicioso. En este diálogo interno del “yo yo yo”, sólo miramos la herida y alimentamos esta percepción limitada y negativa de nosotras.
Quiero decirte algo. Tú puedes salir de esa autopercepción. Es una decisión. Realmente puedes elegir cómo sentirte.

Si estamos dedicadas a venerar nuestras heridas, y centradas en nosotras mirando esas heridas, quiere decir que no estamos mirando ni conectando con los demás. Cada vez que conversando con alguien me siento insegura, no estoy mirando a esa persona. Me estoy mirando a mí mientras converso con alguien.

¿Sabes cómo cambia mi panorama si tengo una sana autoestima? Siento que tengo la capacidad de lograr lo que me propongo, así que tomo decisiones que me conduzcan hacia lo que deseo. Cuando alguien me critica o me habla de mala manera, no me lo tomo personal. Soy capaz de tomar la iniciativa para ver a mis amigas, para tener una cita con mi novio o para pedir un aumento de sueldo. Y sobre todo, sé que tengo muchas cosas valiosas en mi interior que puedo compartir con los demás, y lo hago.

En la medida que sanes tu autoestima, tu autopercepción se va moviendo del victimismo hacia la proactividad. Y esto es lo que necesitamos. El mundo necesita que te des cuenta de tus talentos, que te des cuenta que hay tanto bien que puedes entregar al mundo y que lo hagas! Que tu granito de arena sí suma, y que le puede cambiar la vida a una persona.

Sé que hoy siendo adulta tienes baja autoestima por un montón de circunstancias que te definieron en tu pasado. Padres con pocos recursos emocionales, cuidadores que te maltrataron, etc. O tal vez ni siquiera sabes por qué, ya que no recuerdas nada “traumático”. Sin embargo, quiero decirte esto: ya que sabes lo que te ocurre, toma la decisión de sanar. Si te cuesta mucho relacionarte con los demás por tu inestabilidad emocional, pide ayuda. Busca ayuda profesional, lee contenidos que te den herramientas, pasa tiempo con personas que te hagan sentir comprendida y amada. Si te relacionas con personas que todo el tiempo te están haciendo bromas pesadas y te tiran para abajo, evítalas! Si son tus amistades, pon distancia y reflexiona acerca de las razones por las cuales mantienes amistades de ese tipo. Si trabajas en un lugar que tiene un ambiente laboral tóxico, haz algo para cambiar de trabajo, pronto!! No es posible protegernos para siempre de la negatividad. Es nuestra responsabilidad evitarla.

Todos somos merecedores de amor y aceptación. Por el solo hecho de SER. Cuando tenemos problemas de autoestima, hemos perdido esta percepción. Te invito a recuperarla para que transformes tu vida, para que salgas de tu lugar cómodo y comiences a compartir. Esto va a cambiar TODO.

Que tengas un lindo fin de semana.
Con mucho amor para ti.

firma2

* Si no puedes acceder a Souncloud, puedes escuchar el audio AQUI.

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply