Francisca Jara Tarot Espiritual

¿Estás lista para aumentar tu plenitud?

Éste es el último post de este mes en el que estuvimos trabajando con dedicación en aprender a desarrollar la confianza a todo nivel en nuestras vidas.

¿Asumiste este trabajo personal de manera consciente? ¿Cómo te ayudó?

Mi propuesta es trabajar un tema en profundidad cada mes. Espero que te animes a hacer este trabajo en ti con los contenidos que día a día te entrego. Es súper valiosísimo si lo practicas. Para mí este mes fue muy enriquecedor. Aunque era yo guiando el trabajo, también lo practiqué en mí con harto compromiso. Descubrí cosas maravillosas, como que DEBO CONFIAR EN MI INTUICIÓN  y NO DEMORAR en tomar acción conforme a ella (esto fue lo que me sacó troté).

Confiar en nosotros nos permite desarrollar un centro estable emocional necesario para enfrentar las vicisitudes de la vida con optimismo y ligereza, para permitir el cambio que siempre es constante. Este centro estable deriva precisamente de la certeza de estar actuando conforme a nuestra intuición y que pase lo que pase, si estamos conectadas con ella a través de nuestro corazón, todo saldrá bien, todo contribuirá de manera positiva con nuestro proceso.

Construir la confianza es aprender a nadar en las olas del cambio permanente. Aprender a fluir con lo mutable y con la constante transformación permite que nuestros procesos sean cada vez más ágiles y simples y vivir esas experiencias de cambio sin perder estabilidad. La estabilidad real existe sólo en nuestro interior. Con esto firme, podemos navegar la vida con optimismo y alegría.

Otra cosa que aprendimos claro este mes trabajando la confianza fue a superar momentos de inseguridad y dudas. Pudimos ver que cuando caemos en esos estados paralizantes, es porque no estábamos escuchándonos, no estábamos sintiendo ni reconociendo nuestras emociones. Sólo cuando estamos conectadas con nuestras emociones, podemos ver con claridad de qué se trata la situación que estamos viviendo.

Las emociones determinan el tipo de experiencia que tenemos, a todo nivel. No quiere decir que nosotros somos nuestras emociones, porque no es así. Tampoco quiere decir que debemos entregar la dirección de nuestra vida a nuestras emociones; tampoco, ¡por favor! Sería un caos. Pero sí tenemos que aprender que reconocer nuestras emociones, ponerles nombre, no temerles y observarlas sin naufragar en su intensidad. Esto nos ayuda a entender qué nos está pasando, qué desafío estamos enfrentando. Si no reconozco las emociones que determinada experiencia despierta en mí, haré una mala interpretación de mis reacciones, lo que alimenta mi inseguridad y la duda. “¿Estaré tomando una buena decisión? No sé qué hacer!”. La causa de este diálogo interior que seguramente todas vivimos en algún momento durante enero, tiene su raíz en estar desconectadas de nuestras emociones + miedo a equivocarnos.

Aprendamos a darnos permiso para el error! Eso es la vida y sólo así aprendemos, sólo así avanzamos. En la disyuntiva de cuál camino elegir, nos quedamos detenidas en la bifurcación para siempre. Tomar acción es avanzar, es tomar una decisión y avanzar conforme a ella. Si fue la decisión equivocada, es porque necesitabas ese error. No lo maldigas, no te castigues, no te juzgues. Confía que hasta los errores y tus equivocaciones son parte de tu proceso. Que sin esos errores no podrías expandir consciencia y darte cuenta de lo que te falta trabajar en ti.

Alimentar la duda y la inseguridad es tierra fértil para los errores además. Es el efecto de la profecía auto cumplida.- Estamos tan enfocados en lo que puede salir mal, que no vemos todo lo que podemos hacer para que salga bien.

Ésta es la introducción perfecta para el tema que trabajaremos durante febrero, en que aprenderemos a reemplazar todas esas fantasías negativas y disposiciones mentales limitantes, por una perspectiva optimista y en confianza de lo que la vida te presenta. Este trabajo requerirá explorar en profundidad tu mundo emocional. Es un paso que es necesario tomar. Si lo haces, verás que con lo que aprenderemos durante febrero, tu vida se sentirá muuuuucho mejor.

¿Estás lista para aumentar tu plenitud?

Con amor,

firma2

* Si quieres agendar una sesión conmigo, escríbeme aquí o al mail contacto@franciscajara.cl

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply