Francisca Jara Tarot Espiritual
Modifica una proyección de futuro

El futuro, ¿podemos modificarlo?

Cómo modificar una proyección de futuro del Tarot

En este video te cuento cómo funcionan las proyecciones que hacemos con el tarot, si es posible modificarlas y cómo esto se refiere al libre albedrío del que habla la carta de La Justicia en el tarot.

Puedes leer también La desilusión de la predicción

Es importante que sepamos que cada proyección de futuro es consecuencia de algo que hemos hecho en el pasado, o que estamos haciendo en el presente. Por eso, mirando hoy qué estamos haciendo, podemos definir qué necesitamos cambiar para modificar una proyección con el tarot que no nos beneficia, o ayudar a concretar aquellas que se presentan como proyecciones positivas.

Usar nuestro libre albedrío para modificar nuestro futuro

Es muy común escuchar que, gracias a que tenemos libre albedrío, no habría un destino escrito. O visto de otra manera, cualquier predicción podríamos cambiarla. Este es un tema muuuuuy recurrente al momento de conversar acerca de la finalidad de una lectura de Tarot. Y a mí me gusta mucho explicar que sí es posible modificar una proyección que aparece en una lectura. Es decir, si con el Tarot podemos ver que hay una proyección que no es positiva para nosotros, o un posible resultado no deseado, podemos pedir orientación que nos permita tomar acción al respecto, y ser capaces de transformar esa experiencia en algo positivo para nosotros. No siempre será lo que nosotros queremos mirado desde los apegos del ego, pero con seguridad podemos transformar cualquier situación en un aporte de conciencia para nuestra vida.

Eso sí, hay que hacer un alcance respecto a cómo modificar esa proyección. Este alcance lo acabo de leer y está explicado de una manera tan iluminadora que quise compartirlo contigo aqui:

Supongamos que una persona consulta las cartas acerca de tal o cual situación. Estas señalan muy claramente las consecuencias de determinada decisión; por ejemplo, de continuar o no con una relación amorosa, o de iniciar un proyecto nuevo. Imaginemos que las cartas indican un desastre, y que la persona puede ver realmente la probabilidad de que lo predicho suceda. Ahora bien, el consultante puede pensar: “bueno, esto es sólo una probabilidad, pero mi libre albedrío me permitirá cambiar la situación”. Con esa idea, sigue adelante, y la situación resulta exactamente tal como lo predecían las cartas. La persona no ha usado realmente, en modo alguno, su libre albedrío; la idea de libre albedrío le ha servido, más bien, como excusa para ignorar lo que previamente había reconocido como una previsión válida. Esta no es una situación hipotética; es algo que sucede una y otra vez con las lecturas de tarot. Con prever un resultado probable no basta para cambiarlo o impedir que suceda. Debemos entender por qué algo se avecina, y debemos trabajar sobre las causas que desde dentro de nosotros mismos condicionan las cosas que hacemos y las formas en que reaccionamos. El libre albedrío existe, sin duda alguna. Pero simplemente, no sabemos usarlo. Lo más importante que podemos aprender consultando el Tarot es, precisamente, lo poco que ejercitamos nuestra libertad. (R. Pollack)

La carta que nos habla de nuestro libre albedrío es el arcano de La Justicia.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply