Francisca Jara Tarot Espiritual

Tu poder está en lo oscuro

Sabes cómo utilizas la confianza en tu vida? Confías en algo, en alguien realmente?

Cada aspecto luminoso que podemos desarrollar en nosotra/os, tiene un polo opuesto. No sólo como la ausencia de confianza, sino también incluyendo la repercusiones y otros bemoles de ese polo negativo.

La desconfianza tiene una serie de reacciones y efectos que explican mucho de cada persona. Resentimiento, celos, lejanía, duda, incertidumbre, miedo, cobardía.

Todas estas emociones negativas son partners de la desconfianza. La desconfianza las alimenta.

Aprender a confiar requiere respirar profundo y entregarse. No es algo simple de desarrollar, estoy de acuerdo – estoy muy de acuerdo -. En mi vida he vivido experiencias que han quebrado mi corazón las veces que confié con absoluta inocencia. Fue hace muchísimo tiempo. Y desde ahí, mis más grandes esfuerzos los he tenido que invertir en re – aprender a confiar.

Cómo volvemos a confiar? Es un proceso constante – como todo! -, en el cual, de manera personal, rezo mucho. Rezo pidiendo confianza, pidiendo certeza.

Hay una historia en la mitología romana que relata el dolor más grande de no poder confiar realmente, que es perderlo todo (la historia está al final de este post). Así es. La desconfianza nos engaña diciendo “si confías, vas a caer. Mejor estar alerta”. Pero en realidad es al revés. Si no nos entregamos por completo, no estamos haciendo la apuesta importante y ahí sí, lo perdemos todo.

Si tienes heridas relativas a la confianza, volver a confiar puede dolerte mucho, porque ese esfuerzo te enfrenta a la herida. Pero hay un umbral más allá al que puedes llegar y cruzar usando tu fortaleza interior. Por eso, en este proceso de volver a confiar, el primer paso es que recuperes la confianza en ti, en que tienes la fortaleza interior y el coraje suficiente para entregarte en el proceso de volver a confiar.

Para confiar no puedes pedir garantías ni depende tampoco de otra persona. Por eso precisamente es un gran trabajo interno, mental y emocional. Debes aprender a adiestrar tu mente para que no te distraiga ni te retenga, y entregarte a tu intuición que te mostrará el camino para volver a confiar. La confianza por supuesto, es asumir un riesgo, porque confiar supone que hay cosas que no podemos ver, de las que no podemos estar segura/os. Estás dispuesta/o a enfrentar tus demonios y vencerlos para confiar?

firma2

* Orfeo, poeta y músico en la mitología romana, perdió a su mujer que falleció por la mordida de una serpiente. Para recuperarla, Orfeo viaja al mundo subterráneo con el coraje y la convicción de traer a su mujer de regreso de la muerte. Fue tan impresionante la muestra de su amor, que Hades se compadeció y le dio permiso para devolver a su mujer al mundo de los vivos. Sin embargo, le puso una condición: que Orfeo en el viaje de regreso, no podía mirar atrás hasta que ella no estuviera a salvo en la luz del sol. Su mujer lo siguió a través de los pasajes oscuros, pero en el último minuto Orfeo perdió la confianza, y miró atrás para ver si ella estaba allí todavía y así, la perdió para siempre.

* Si quieres agendar una sesión conmigo, escríbeme aquí o al mail contacto@franciscajara.cl

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply