Francisca Jara Tarot Espiritual
blihqa-xk0w-peter-hershey

Por qué meditar es lo mejor que puedes hacer por ti

¿Por qué no somos felices?
El principal desafío que enfrentamos con nuestro estilo de vida es la falta de conexión o inconsciencia. Hemos creado una sociedad que venera la rapidez, la eficiencia y los resultados, olvidando el camino que nos era propio, en comunión con la naturaleza, con los ritmos internos y con los demás seres humanos. La infelicidad viene de vivir una vida sin propósito y desconectadas de nuestra alma.

Nacimos y crecimos en este modelo, por lo que no es fácil ver por qué es tan dañino. De hecho, podemos pensar que no puede ser tan malo si hemos conseguido comodidades, relaciones, éxito profesional, viajes, bienes materiales, dinero. Algunos más, otro menos, pero entonces, ¿cuál sería el problema de vivir en este estilo de vida?

Los síntomas del problema también saltan a la vista, sólo que al haberlos normalizado estamos aceptando algo que no está nada bien. Cáncer por montones, crisis de pánico, angustias, depresiones, enfermedades crónicas, problemas físicos, adicciones, relaciones caóticas, insomnio, preocupaciones incesantes, decisiones erráticas, estrés. Y muchos más. La causa de todo lo anterior es que nos hemos abandonado. Tal vez desde siempre, conformándonos con lo carente, con la insatisfacción constante, con vivir desconectadas.

¿Cómo podemos sentirnos plenas y en paz?
Tú tienes esta respuesta y si ahora no la ves, es porque probablemente no puedes escucharla con tanto ruido en tu mente. Por esta razón, una práctica como la meditación puede literalmente salvar tu vida, porque al ayudarte a apagar ese ruido, te está limpiando el camino para que te reconectes con tu esencia.

Lo relevante es comprender que la meditación no es un fin, sino un medio. Es muy común pensar que para meditar tienes que querer dedicarte a eso y si tus intereses van por otro lado, por supuesto que no querrás ni intentarlo. Pero no es así. La meditación es una herramienta que te ayuda con tus objetivos. Por ejemplo, si quieres mejorar tu desempeño laboral, meditar es lo mejor que puedes hacer. Si quieres mejorar tu relación de pareja, medita. Si te falta tiempo y vives corriendo, ¡medita! Si te ha costado mucho ordenarte con tus finanzas, medita. Si estás experimentando bloqueo creativo, medita. Si estás deprimida, medita. Si no sabes qué hacer, medita.

¿Por qué la meditación es una herramienta que ayuda para todo?
Los efectos de la meditación son impresionantes. Yo tampoco lo creía hasta que comencé a experimentarlo. Todo esto te lo cuento por experiencia personal, pues de otro modo te estaría vendiendo un cuento. Yo también pensaba que meditar podía ser lo más aburrido y que tampoco tenía tiempo para eso. Estaba “muy ocupada” con todos mis proyectos, mis consultas, actividades sociales. Hasta que me quemé. Burn out. Y no me quedó otra salida que comenzar a meditar y fue lo único que ayudó a recuperarme después de tanto desgaste. Y no sólo recuperé mi energía, sino también mi vida.

Hay tanto ruido en nuestra mente que no vemos todo lo que estamos haciendo mal por no detenernos unos minutos a respirar. Todo ese ruido que tenemos en la mente viene de pensamientos en descontrol, emociones no reguladas y también del exterior, de todo lo que escuchamos y leemos que contamina – y que es mucho -.

¿Cómo nos ayuda meditar?
Lo primero que hace la meditación es ayudarte a limpiar todo ese ruido. Te ayuda a limpiar tu mente de todos esos pensamientos basura que aparecen como pop ups sin parar, te ayuda a regular tus emociones y generar un estado de paz interior. Sólo con esta paz interior podrás tomar mejores decisiones en relación a cómo estás construyendo tu vida.

Si no tienes paz interior para mirar lo que estás haciendo con tu tiempo y tus decisiones, no podrás darte cuenta de todo lo que haces en automático, de todo lo que aceptas que te hace daño y cómo vives apagando tu fuego interior.

Recupera tu libertad innata para crear una vida feliz y plena. ¿Sabes realmente lo que te haría feliz? ¿Sabes lo que tiene sentido para ti y que te ayudará a sentir plenitud? Estas respuestas están en tu corazón, pero necesitas silencio interior para escucharlas. Necesitas respirar y prestar atención. Si no te das el tiempo y el espacio para escuchar tu corazón y tu alma, seguirá todo igual.

Sé que lo que te estoy diciendo genera mucha resistencia para el ego, por eso creo que si lo ves de esta forma te ayudará: si estás muy enferma y te recetan antibióticos, te los tomas sin dudar, ¿cierto? Bueno, considera que la meditación diaria es un remedio de este tipo que necesitas ahora. No meditamos porque nos gusta, porque sea fácil o entretenido. Meditamos porque es el camino hacia nuestra libertad y aunque cueste, nos aburra o sea difícil la constancia, es lo más poderoso que podemos hacer para vivir en nuestro potencial.

Meditaciones recomendadas
Puedes encontrar muchos tipos de meditaciones y la idea es que te quedes con la que resuene contigo. Por ejemplo, existen meditaciones de Kundalini yoga – son mis favoritas -. Se practican cantando un mantra y van dirigidas a objetivos específicos, como limpiar contenido inconsciente que te bloquea, conectar con la prosperidad, recibir protección, para recuperar el coraje, etc. Si te gusta la música y cantar, éstos son perfectos. Otros tipos son la meditación trascendental que también tiene su origen en India y utiliza mantras, meditaciones con energía reiki, meditaciones budistas como la del Buda de la Medicina, y varios otros. Te sugiero que vayas probando y cuando encuentres una que vaya contigo, quédate con esa y sé consistente.

¿Cómo obtener lo mejor de la meditación?
Sea cual sea la que te animes a probar, tienes que saber que la única manera de que comiences a sentir sus efectos positivos es que seas constante y paciente. Es probable que comiences a notar sus efectos positivos recién a los veinte o treinta días de haber comenzado. Pero cuando lo veas y te des cuenta de la influencia que tiene en ti esta práctica, no querrás dejarla nunca más. Haz la prueba. ¡Y comienza lo antes posible! Pues como dice un proverbio chino, “el mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años”. Esto quiere decir todo lo que te demoras en comenzar, es lo que se aleja el resultado. No pierdes nada con intentarlo y lo podrás ganar todo, con sólo invertir quince minutos diarios. Te lo digo por experiencia propia. Y si tienes alguna pregunta o quieres contarme de tu experiencia, déjame tus comentarios aquí abajo y seguiremos conversando de este tema.

Con amor,

Francisca Jara.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Amparo 15 febrero, 2017 at 11:01 pm

    Holaaaa!!! Me encanta tu página , tus comentarios siempre hacertados.Disfruto siempre leerte pues encuentro paz y tranquilidad al hacerlo, fue una casualidad de la vida digo yo encontrarte, quisiera aprender a meditar pues eh leído y hoy al leer tu pots confirmo q es algo q m ayudará a estar mucho mejor conmigo misma, quisiera q me dieras unos consejos como iniciar y q paso seguir, espero tener respuesta , un fuerte abrazo con mucho cariño. Sigue escribiendo y compartiendo tus hermosos mensajes q nos ayudan a diario a q tratar de ser mejores , mil bendiciones.

    • Reply Francisca Jara 17 febrero, 2017 at 5:30 am

      Hola Amparo! Muchas gracias por tus lindas palabras. Me alegra saber que les ayuda todo lo que comparto aquí.
      En relación a la meditación, mis favoritas son las de kundalini yoga. Para eso te sugiero que busques en tu ciudad algún lugar donde practiquen kundalini yoga y pruebes una clase. Ahi vas a probar este tipo de meditaciones y verás si te gusta. Si quieres algo más simple y a la mano, te recomiendo que busques en la página mujerholistica.com Ahi encontrarás mucho en relación a cómo comenzar a meditar :)
      Te dejo un abrazo grande y mucha luz en tu camino!

      Fran

    Leave a Reply