MENSAJE DEL TAROT PARA MAYO

Tocando la puerta de la prosperidad
Comenzamos mayo en un profundo proceso de purificación. Todas estamos viviendo intensos procesos de cambio, ya sea a nivel interno o externo. Abril nos movió bastante. Y ahora, después de toda esta vorágine interior de tanto soltar y soltar, y permitir que el proceso nos conecte con nuestro poder personal y nuestra fortaleza, Mayo nos trae la oportunidad de conectar con una de las facetas del poder femenino elemental: aprender a sembrar y crear prosperidad en nuestra vida.

La mujer por el solo hecho de serlo, tiene el poder espiritual para manifestar todo lo que desea en su vida. Pero en esta realidad, para conectar con ese poder espiritual es fundamental que primero aprendamos a valorarnos y creer en nosotras. Sólo así podremos escoger el camino que nos permita revelar nuestro potencial para compartir. Cuando compartimos de verdad, cuando damos desde el corazón y recibimos también con el corazón (apreciación y gratitud), y en ambos casos, damos y recibimos con la intención pura de hacerlo, abrimos la puerta de la prosperidad.

¿De qué forma podemos sembrar semillas de prosperidad?
Mayo es un mes con mucha energía femenina; su potencial de manifestación es tremendo. Pero tiene una exigencia previa: que aprendamos a ver el valor de dónde proviene. Nuestro valor proviene de nuestra naturaleza espiritual. Nada es manifestado en la realidad que no tenga un correlato espiritual. Ésta es la clave que trabajaremos durante mayo. Si somos capaces de entender que todo lo que existe en la realidad tiene una causa espiritual divina, podremos ver que nuestro valor proviene del solo hecho de SER, porque nuestra naturaleza también es espiritual. No hay ninguna parte de nosotras que no contenga la esencia divina del Universo. Entonces, ¿por qué nos cuesta valorarnos?

¿Qué aspectos de la abundancia sientes que están ausentes en tu vida?

Recordemos que la abundancia no es sólo tener seguridad económica y varios ceros en nuestra cuenta corriente. La abundancia es energía que proviene del ritmo constante del dar y recibir. La abundancia se vive a nivel de amor, de energía, de creatividad, de tiempo y muchos otros aspectos. La abundancia es una consecuencia de nuestra conexión espiritual. Hay muchas actitudes que nos desconectan de esta fuente inagotable de abundancia. Una de ellas, tiene que ver con cuánto nos valoramos a nosotras mismas. Cuando experimentamos carencia en esta esfera de nuestra autoestima, esa carencia se muestra a nivel financiero, de relaciones de pareja y de límites. Si tienes un problema de autovaloración, probablemente será un tema difícil y recurrente, saber poner sanos límites en tus relaciones con los demás. Y aquí llegamos al punto central de todo esto. La abundancia, que deriva de este movimiento entre dar y recibir, necesita de nuestras relaciones interpersonales, porque es ése el escenario para compartir, para aprender a dar y recibir.

Es fundamental que aprendamos a valorarnos apropiadamente, porque sólo podemos compartir lo que tenemos. Si no nos valoramos, no tendremos nada en nuestro interior para compartir y podremos notarlo cuando nuestras interacciones se llenen de exigencias, expectativas y frustraciones. ¿Y por qué nos importa todo esto? Porque COMPARTIR es la clave para crear abundancia y prosperidad en nuestra vida. No es posible que tengamos verdadera abundancia en soledad. Las relaciones interpersonales son el lugar más importante para hacer nuestro trabajo espiritual.

La propuesta para este mes
Enfocaremos nuestro trabajo personal, en estas dos áreas:

• Relaciones de a dos: Este mes enfócate en tus relaciones personales, sobre todo esas relaciones bien cercanas como tu relación de pareja o tus amistades. Reflexiona sobre esto: ¿De qué manera puedo compartir más en mis relaciones? Te doy una pista: Piensa en todas esas ocasiones en que le haces una exigencia al otro, que está gatillada por un miedo, inseguridad o egoísmo. Cuando lo veas, entonces respira profundo, abrázate con compasión, y saca esa exigencia de la relación. Luego, actúa de una manera distinta, regalando una sonrisa y dando al otro con la intención pura de compartir! (poner atención y escuchar al otro). También pon atención en cómo te estás valorando en tus relaciones interpersonales. ¿Sientes que hay un vacío que sólo el otro puede llenar? Eso es una ilusión, preciosa! Sólo tú puedes llenar ese vacío interior con tu propio amor. Si este es tu caso, reflexiona sobre esto – sin juzgar tus heridas, recuerda siempre compasiva contigo! – y toma decisiones que este mes te enseñen a valorarte correctamente.

• Servicio a los demás: Una de las formas más efectivas de compartir es prestar un servicio al mundo desde nuestros dones. Todas tenemos dones únicos desde los cuales podemos ayudar expansivamente. En esta era de Acuario, el camino espiritual se trata del servicio a los demás – ya no meditando solitarias en retiro -. En el desarrollo de nuestros dones puestos al servicio de los demás, crecemos y nos convertimos en nuestras propias maestras. Y por supuesto, generamos toda la abundancia y prosperidad que es innata a nuestra conexión con el Universo. Este mes, identifica de qué manera puedes prestar un servicio a los demás, desarrollando tus dones. Ya sea haciendo clases, escribiendo, compartiendo tu arte, etc. Existen infinitas formas en que podemos prestar servicio a los demás, porque por cada don existe alguien que lo necesita! No juzgues si tu don no tiene que ver con terapias o con ser bombero. Puedes prestar servicio también compartiendo tu artes plásticas, tus diseños innovadores y reuniendo gente en torno a tus creaciones culinarias exquisitas. Esto me suena bastante a que puede darle el re-empuje a un proyecto personal en el que has estado trabajando y que está esperando que creas en ti para florecer!

La primera semana de este mes, tendremos la maravillosa luna nueva en tauro, que ES EL MOMENTO en el año para sembrar todo lo que deseemos ver manifestado en la realidad. Así que te invito a utilizar este mensaje para tu diosa interior, para definir con claridad y entusiasmo cuáles serán tus intenciones para este nuevo ciclo. Y ya sabes: enfoca todas tus acciones de manera que te ayuden a abrirte a compartir con los demás de la manera más auténtica que puedas.

Tip final: Abrir el corazón!
Una de las barreras más comunes que encontramos para compartir, es el corazón cerrado. Con el corazón cerrado, no podemos conectar con la vida, ni con nosotros ni con los demás. La invitación de este mes es abrir tu corazón. Vive cada día con el corazón abierto y así podrás ver la luz en ti y en todos los demás. Abre el corazón y verás que en ese movimiento de apertura encuentras el coraje que necesitas para abrir la puerta al amor, para compartirTE desde lo más esencial con los demás y sobre todo, para ponerle TODO TU CORAZÓN A TU VIDA!

Con amor,

firma2