Francisca Jara Tarot Espiritual
buda

MENSAJE DEL TAROT PARA JULIO

¿Qué puedes esperar para este mes?

La energía de julio es una gran oportunidad para sanar. Este mes será profundamente emocional. Esto significa que nos enfrentará con lo más auténtico y esencial de nosotras: nuestras emociones.

Nadar en ese mar intenso, a veces calmo, a veces tormentoso, es una gran tarea.  La llave de nuestra evolución se encuentra escondida entre sus olas y es un trabajo constante aprender a nadar en su corriente sin ahogarnos.

¿Por qué nos presenta un desafío tan grande enfrentar nuestras emociones? Porque ahí está escrita nuestra historia. Ahí están nuestras heridas y frustraciones. Ahí están nuestros sueños y esperanzas. Ahí está lo que nos separa de los demás y lo que nos une. Ahí se encuentra tu mayor desafío: aprender a amar incondicionalmente.

Para ello, es esencial aprender a amarnos primero a nosotra/os misma/os. El primer paso de este camino es validar nuestras necesidades y satisfacerlas desde el amor, y no desde la carencia.

Como este mes será muy emocional, tendremos la posibilidad de identificar qué emociones nos descompensan y por qué. Probablemente tendrá que ver con viejas heridas y puede ser que los desafíos diarios te irriten de una forma más rápida de lo normal. Por eso, la misión personal de este mes será aprender a conectar con nuestras emociones de una forma saludable y positiva, y entender que más vale hacer sacrificios que tapar el sol con un dedo. Con esto me refiero, a que si ya te diste cuenta de un patrón con el que tapabas un vacío emocional, este mes es el momento para reconocer ese vacío y trabajar en sanar esa herida. La satisfacción inmediata e inconsciente de esa necesidad emocional, perpetúa el vacío.

¿Cómo podemos trabajar con nuestras emociones?

Cuando nos enfrentamos a una energía emocional de estas características, una excelente estrategia es la siguiente:

  • Aprender a sentir sin miedo ni resistencia. Las emociones son la parte más innata a nuestra naturaleza y tiene una gama inmensa de expresiones, desde el amor más profundo hasta la pena más amarga. No es posible controlar el nacimiento de las emociones ni reprimirlas. Tampoco es posible elegir selectivamente qué emociones sentir. Reprimir nuestras emociones nos desconecta del sentir total y el costo de reprimir las emociones negativas, es que también dejamos de sentir las emociones más brillantes. Si quieres sentir la alegría, tienes que aprender a sentir la pena con la misma apertura.

Sin embargo, aprender a sentir no significa entregarle el timón de nuestras actitudes a esas emociones reactivas. Acepta tus emociones siempre sin reaccionar, y aprende a utilizarlas como combustible y señales en tu camino. Cuando reconocemos nuestras emociones, las miramos y les ponemos nombre, descubrimos un mundo dentro de nosotros maravilloso. Si hay algo que te incomoda o que te molesta, atiende esa señal. Puedes preguntarte, ¿por qué esta situación me da rabia? ¿Por qué me siento incómoda en tal lugar, o con tal persona? Atender tus emociones como luces en el tablero de tu auto, te permitirá afinar tu visión y sobre todo, conocerte mucho más. Cuando nos damos espacio para sentir y discernir sobre la causa de nuestras emociones, aprendemos a distinguir qué emociones surgen de heridas pasadas, de patrones aprendidos y cuáles surgen como respuesta a información que estamos intuyendo. ¡Esto es muy valioso! Cuando surjan emociones que notas que vienen como respuesta a tu intuición, valídalas. En cambio, cuando vengan de heridas de tu niña interior, tómalas como tesoros para trabajar en ellas y crecer.

  • Aprender a regular nuestras emociones. Regular no es lo mismo que controlar ni reprimir. Regular quiere decir que logras desapegarte de la emoción para no reaccionar ante ella y le das una manera saludable para expresar toda esa energía. Las emociones son combustible ya que son una fuente tremenda de energía. Úsalas con intención para empujar tu evolución.

 Una oportunidad para sanar

La gran toma de consciencia que podemos hacer este mes es ser capaces de vernos hacia adentro, de mirar nuestras heridas con compasión y abrazarnos en un profundo compromiso propio para sanar. Atender nuestras necesidades es condición para tener relaciones saludables y ser felices. Reconocer que nuestras necesidades vienen de una herida interna, anterior, infantil, requiere mucha fortaleza interior. La verdadera fortaleza interior es la que viene del amor. Así, todo nos conecta y nos lleva al amor. Este mes, hagamos espacio para levantar en nuestros corazones ese pilar para el mundo. Para tu mundo, el de tu pareja, el de tus hijos, el de tus amigos y todos los demás. Levanta ese pilar que el mundo completo necesita.

Este mes valida tus necesidades y date cuenta que son tuyas, que no son culpa ni responsabilidad de nadie más. No temas ponerles nombre. No temas aceptar que hay miedos y dolores primordiales. No temas aceptarlo, porque en la aceptación está el milagro. Este mes descubre con qué patrón, hábito o cosas materiales has estado llenado el vacío y ten esa conversación honesta y transformadora contigo misma. Cuando nos hacemos responsables de nuestras heridas sentimos un alivio tremendo, porque nos damos cuenta que está en nuestras manos sanar. Nos damos cuenta que contrario a lo que hemos creído siempre, no depende de nadie más que de nosotras. Haz la prueba. No hay nada ni nadie que pueda hacerte sentir que vales, que eres amable – me refiero, a la capacidad de ser amada – . No hay nadie ni nada que pueda realmente hacerte sentir para siempre que eres maravillosa, completa, divina y valiosa. Porque todo esto sólo puedes nutrirlo y obtenerlo desde tu interior. Y bella, este trabajo es urgente. Es urgente que te perdones, que te abraces y comiences amarte ahora mismo, porque el mundo te necesita así. Amándote para que ames a otros. Para que ames tu vida. Para que seas esa luz de paz que este mundo reclama.

La lección que nos ofrece este mes es la más profunda. Se trata de abrir el corazón. Se trata de reconocernos vulnerables y encontrar el tremendo poder que ahí se esconde. De descubrir que sintiendo el amor, conectamos con lo más alto. Aprendamos este mes a regularnos emocionalmente para a eliminar el drama de nuestra vida y llenarla de alegría y liviandad. Aprendamos a tomar el control de nuestras reacciones para que no se interpongan en el camino de nuestra felicidad. Que este sea nuestro propósito este mes, y aprendamos a ser nuestras mejores mamás del mundo. Para cuidarnos y nutrirnos emocionalmente. Para que aprendamos a canalizar toda esa energía de una manera positiva y la utilicemos en cocrear la vida llena de amor, prosperidad y unidad que todas hemos venido a disfrutar a este mundo y que es el lugar emocional real desde donde podemos compartir con los demás.

Con amor,

firma2

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply