Tarot espiritual – del 20 al 26 de febrero 2017

21 febrero, 2017 Espiritualidad 0 Comments

Esta semana nos pondrá a prueba emocionalmente, en la parte más dura de nuestro ego. Con esto me refiero a esa parte de nosotras que está segura que tiene la razón, que no quiere ceder, que es altanera, que siente rabia y sólo piensa en sí misma. Sí, pues todos los seres humanos convivimos con este aspecto de nosotros, logrando con mayor o menor éxito, mantenerlo a raya para que no arruine nuestros planes y, sobre todo, nuestras relaciones. Porque hay que decirlo, ¡es capaz de explotar como una bomba! Sobre todo, cuando el otro no cumple nuestras expectativas, ¿cierto? Es tan fácil ver lo que falta, lo que no es suficiente y levantarnos en la tarima del orgullo, para poner una muralla que nos divide de los demás.

Bueno, esto te quiero decir: es necesario que uses toda tu fortaleza interior para vencer esa parte furiosa, irreverente y egoísta que quiere tomar el control de las cosas. Ya sea a través de la impaciencia, de la falta de compasión, de la ira, y sobre todo del egoísmo. ¿Cómo darte cuenta si estás actuando desde esa parte de tu ego? Porque todos tus argumentos serán “porque yo”, “para mí”. Y no estoy hablando de una actitud de autocuidado y respeto propio. No. Aquí estoy hablando de una actitud autorreferente que necesita ser manejada con astucia para no tirarnos al abismo.

Lo mejor que puedes hacer estos días es mantener tu mente en calma, pues las emociones estarán con intensidad mayor. Por eso, haz todo lo posible por alejarte de conflictos, no enganchar con tu ira ni con tu rabia. Busca espacios para meditar, para respirar, para descargar toda esa energía de una manera saludable y creativa, pero, ante todo, no la uses para enfrentarte a otros. Dirige todos tus esfuerzos a lograr la claridad que te permita ver más allá de la emoción del momento. Yo sé que hoy puedes tener ganas de destruir, de botar, de alejar. Pero no lo hagas si no has logrado escuchar lo que tu alma tiene para opinar en este asunto.

Esta es una semana de ponernos a prueba, ahora en serio. Estamos siempre practicando con pequeños desafíos, trabajando en nosotras abriendo el corazón, tomando acciones proactivas. Bueno, imagina que todo eso ha sido un entrenamiento porque es ahora que tienes que ser capaz de sacrificar tus deseos individuales y expectativas, por tu bien superior que es el plan de tu alma. Esto, en términos prácticos significa sacrificar el “yo primero” por algo que comprenda el “nosotros”. Sacrificar tus deseos individuales en pos de algo superior, que puede ser tu relación de pareja, amistad o proyectos que estés llevando adelante.

¿Y cómo hacer este sacrificio para que no signifique reprimir? Lo importante es que cuando te des cuenta de qué parte de tu ego tienes que domar y sacrificar, lo hagas con la consciencia de que estás apostando por un plan de muchísimo mayor valor y largo plazo y que, en ese sometimiento interno, estarás desarrollando la verdadera maestría personal. Pues creemos que una actitud independiente, orgullosa y rebelde muestra un ego fuerte, y la verdad es que el ego se fortalece en el entrenamiento espiritual que lo somete constantemente a tu bien superior.

El aprendizaje mayor esta semana será tener certeza de que todo esto se trata de tu evolución, y de dominar tu ego para que sirva a tu alma y no arruine tus sueños.

Con amor,

Francisca Jara