Tarot espiritual – del 8 al 14 de mayo 2017

Qué nos muestra el tarot para esta semana

Hay experiencias que nos permiten acceder a una nueva comprensión de quienes somos y quedan marcadas como un antes y un después. Es posible que las circunstancias no sean las más cómodas, ya que la toma de consciencia de quiénes hemos sido y cómo nos hemos comportado, no siempre es amable. Sobre todo, cuando lo que se presenta cristalino ante nuestros ojos es la manera en que nos hemos pisado la cola, lo limitadas que hemos estado por patrones emocionales y lo que hemos postergado.

Por otro lado, puede sentirse como un golpe de suerte cuando por fin estamos viendo el resultado, los frutos de tanto esfuerzo, espera, sudor y lágrimas. Esto es reconfortante. En ambos casos, es una bendición porque significa una vuelta a la vida, un regresar, un renacimiento, el comienzo de una nueva etapa, porque ya no somos las mismas. Porque nos conocemos mejor, porque estamos más integradas, porque las lecciones que hemos vivido nos han enseñado de manera profunda y consistente de nuestro carácter y de la sabiduría de la vida, de una forma que no podríamos adquirir de otra manera.

Esta semana demos espacio para el silencio, para que este proceso interno que se desarrolla en nuestro inconsciente vea la luz a su propio ritmo. No es necesario correr por tratar de entender y aplicar eso que estamos sintiendo como cambios internos.

El cambio es movimiento, incomodidad, sacudida, renuncia, salto al vacío. No tengamos miedo a sacudir las cosas, no tengamos miedo a la confrontación, a discutir, a exponer nuestras diferencias. No tengamos miedo al desbalance, ya que la alabanza y fanatismo por el equilibrio, estar centradas y con actitud “zen” todo el tiempo, es un camino de estancamiento. Los cambios nos remueven, nos desestabilizan, nos desnudan. Y hay que aceptarlos así, porque es la única manera de cambiar la piel y porque resistirlo es mucho más doloroso.

Acción proactiva para obtener lo mejor de esta semana

La fortaleza que tenemos esta semana es ser prácticas, dedicadas, pacientes, persistentes. Un enfoque pragmático y simple es lo más útil en procesos en que estamos transformándonos, ya que nos permite salir del torbellino emocional para enfocarnos en lo que importa: en sentar las bases sólidas de nuestro nuevo comienzo.

La acción proactiva que mejor servirá a nuestro propósito esta semana es ¡convertirnos en la acción misma! Tomar acción nos permite transmutar la energía emocional pesada en energía creativa. Tomar acción hace mucho más fácil el proceso de transformación y enciende nuestro entusiasmo para enfrentar lo nuevo e incierto que viene. Tomar acción nos ayudará a salir de la mente y volver a respirar aire fresco en el esfuerzo del movimiento. Tomando acción le decimos al Universo que sí estamos dispuestas.

Usa el fuego en ti y enciéndelo exponencialmente, para seguir la guía de tu intuición más liviana y creativa, y comportarte con soberanía sobre el destino que estás construyendo. 

Con amor,

Francisca Jara