Tarot para diciembre

5 diciembre, 2016 Tarot 0 Comments

¿Qué puedes esperar para este mes?
¡Feliz diciembre! Antes que todo, quiero darte un abrazo grande porque sé que noviembre fue difícil y aun así, aquí estás afirmando tu convicción de amarte cada día más y conectar con tu alma. Durante noviembre navegaste en aguas profundas y te encontraste con oscuridades que no esperabas. Algo muy escondido fue removido en ti y aunque te causó dolor, era el paso previo necesario para tu liberación.

Diciembre es el mes para sanar esas heridas que ya son tu prehistoria y romper tus cadenas, esas cadenas que pudiste mirar con claridad impresionante. Este mes podrás comprobar que lo que siempre creiste que te ataba no era lo que ocurría afuera, sino lo que estaba atascado adentro. Con esta nueva consciencia podrás ver que ya no están esas murallas frente a ti, pues ahora hay un campo verde sin límites. Si te has dado cuenta que siempre caes en la misma dinámica – difícil y dolorosa – de vivir tus procesos, diciembre es la oportunidad para que te compruebes de que los puedes vivir de manera distinta. A eso se refiere esta liberación que viene como un regalo.

Las cadenas que descubriste son patrones inconscientes que te estaban haciendo zancadillas hace un buen tiempo. Ahora que los puedes ver, has ganado mucho poder para dejar de apoyarte en ellos y crear nuevas formas de expresión.

Diciembre te trae una enseñanza maravillosa y es que aprendas a ser un puente firme y abierto, para unir tus distintas dimensiones internas y también para unirte y reconciliarte con otros.

Veamos primero en relación a tu mundo interno. Este mes será necesario que te hagas consciente de un patrón que te inclina a vivir tus experiencias en conflicto, a sentir que tienes que estar siempre a la defensiva, compitiendo y empujando para que las cosas resulten. Siempre a la guardia y desgastándote por mantener en pie lo que quieres proteger, quemándote en ese intento. Sin embargo, hay una manera alternativa de poder cuidarte y construir. Esta manera viene del esfuerzo que inviertes ya no en defenderte de otros o demostrar lo que eres, sino aquel esfuerzo que inviertes en desarrollar tus dones, en apreciar lo que tienes e invertir tu energía y tiempo en explorar nuevas maneras de expresarte y de manifestar.

Ahora, en relación a otras personas, también tienes dos caminos. Por una parte, puedes relacionarte a la defensiva, desconfiando, compitiendo, poniendo límites que dejan al otro detrás de la frontera más lejana. O puedes permitir que el otro se acerque, darle un lugar real en tu vida y ser compasiva/o para entender que esa persona también tiene sus desafíos internos y que hace lo mejor que puede. Se trata de que aceptes al otro en su dimensión humana y encuentren nuevas maneras inexploradas y positivas de ser juntos. Así, aprender a ser puente significa unir en ti tus distintas partes para lograr esa armonía que te ayude a sanar, y abrirte al otro para permitir un diálogo amoroso y una visión común que concilie.

De manera especial, si estás transformándote en torno a un proyecto creativo, laboral, de pareja o familia, diciembre pondrá a prueba tu concepción del esfuerzo. Hay dos maneras de hacer este esfuerzo y pon atención aquí porque ésta es la gran lección que estamos aprendiendo todo/as en este momento de nuestra evolución espiritual: el esfuerzo que te ayuda manifestar en la realidad viene de la integración positiva de tus energías femenina y masculina. Es decir, en conexión con tu creatividad, con tu cuerpo, respetando tu propio ritmo interno y a la vez, alimentando tu motivación y tomando acciones persistentes que te permitan hacer realidad tus visiones.

Y si notas que te estás quemando en un proceso, aprende a detenerte para respirar. De manera urgente medita, reconecta con la naturaleza y dale espacio al silencio para escuchar tu alma y volver a tu centro. En esto es fundamental que mantengas firme tu práctica espiritual ya sea rezando, cantando, pintando, escribiendo, desconectándote, pisando el pasto con tus pies descalzos, enraizándote para que dejar que la tierra te cure y te vuelva a nutrir.

¿Cómo usar este mes a tu favor?
Este mes vas a marcar un nuevo capítulo en tu proceso espiritual, venciendo tus grandes barreras internas. Por eso te regalo este mantra que te ayudará durante todo el mes a mantener tu atención en tu liberación personal, ¡tu gran revolución!:

Yo me libero aceptando quien soy.
Yo acepto mi camino y honro mi llamada.
Yo me libero porque el deseo de mi alma es divino.
Yo me libero del miedo, aceptando con amor mi verdad.

De esta manera, diciembre te enseñará a cortar tus propias cadenas e integrar tus energías femenina y masculina, y aprender a usarlas de manera consciente para volver al camino del medio, al balance, a tu centro y desde ahí, crecer. Tu mejor estrategia para este mes será confiar en tu intuición y utilizar tus emociones como energía para tu autoliberación. Reconoce que tu cuerpo es tu gran brújula y sigue sus señales. Tienes mucho que entregar aun, ¡tu camino de luz está recién comenzando!

Un abrazo,
Francisca Jara

* ¿Ya viste las nuevas lecturas de tarot que preparé para tu nuevo año? Encuentra aquí la que necesitas para conectar con tu alma e iniciar el 2017 con la claridad de lo que desea tu corazón ♥