Francisca Jara Tarot Espiritual
foto para post aceptar lo dificil

Te amo, con lo bueno y lo difícil

Lo bueno y lo difícil

La vida está compuesta de luces y sombras, de momentos felices, de dolores, de incertidumbres. Pasamos nuestros días preguntándonos qué necesitamos, qué nos falta aprender, qué queremos manifestar para sentir que ahora sí estamos creciendo, estamos lográndolo, que ahora sí podremos sentirnos plenas, tranquilas.

En este andar incansable buscando construir nuestros sueños, hacemos todo tipo de esfuerzos. Sentimos que vamos avanzando cuando todo fluye fácil, en armonía, cuando se siente seguro. Pero, ¿qué pasa cuando enfrentamos conflictos, cuando las situaciones no son lo que esperábamos, sino mucho más complejas? Cuando las relaciones se tornan complicadas, cuando las cosas no resultan, cuando nuestras circunstancias nos están haciendo daño. En esos momentos, pensamos que tal vez tomamos la decisión equivocada, qué tal vez no era nuestro camino, que confundimos las cosas, que no sabemos cómo hacerlo y que sería mejor renunciar a seguir intentándolo.

Y en estas situaciones en realidad, lo que ocurre es que hemos olvidado lo más importante. Ese sueño, ese deseo que nos movió en un principio era una totalidad que, como todas las cosas de este mundo, presenta dualidades. Pero ilusionadas con lo bueno de la historia, olvidamos que el secreto del éxito de ésta, de su existencia, de su superación, está en la capacidad de aceptar lo difícil que hay en ella. Porque todo, todo trae algo bueno y algo difícil. Ésta es una frase que me encanta y que aprendí hace años cuando participaba en talleres de ancestrología. Y fue una frase mágica, una perspectiva que me ayudó a sanar tantas heridas familiares, tantas heridas del corazón. Ha sido también mi talismán mágico en mi relación de pareja, recordar siempre que “te amo, con lo bueno y lo difícil”.

Y ahora pienso que podemos usarla también cómo talismán para la vida, sobre todo cuando se siente cuesta arriba. ¿Porque cómo podríamos llamar “deseo” a algo que solo se entrega a medias, que solo existe en lo fácil?

Acepta tu vida tal como ha sido

Si esto te resuena, puedes practicarlo con esa situación difícil que estás viviendo en este momento de tu vida. Y decirle a esa situación, decirte a ti misma, a tu vida y a tus sueños: “yo te acepto, con lo bueno y lo difícil”.
Así, ayudas a tu corazón a liberarse de sus cadenas e invertirlo completo en vivir, sin resistencia al cambio, sin condiciones a la aventura. Aceptando con andinas y certeza todo lo que venga, disfrutando al máximo la alegría, y poniendo la mejor cara y coraje a los momentos desafiantes. Con amor real por ti, por tu vida, por los demás. Ese amor que es completo y que ama con lo bueno y lo difícil.

Con amor

Francisca Jara

(foto tomada de unsplash.com)

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply